jueves, 25 de enero de 2024

DEBERÉ ACEPTAR

                                    

                                                  ( En el bosque: Ermitaño - Remedios Varo) 

deberé aceptar que nunca le conocí

todo fueron sutilezas

cáscaras y vetas de su tronco

nunca el duramen ni su médula

creí que percibía sus heridas ocultas y

las otras pero

no existe peligro más grande que la confianza

un tronco tiene tantas capas

desde el silencio hasta los límites de sus contornos

desde la desnudez hasta todas sus nervaduras

esa es la verdad y yo 

como frágil oruga

cedí a la tentación de confiar y

deberé aceptar que nunca le conocí




51 comentarios:

  1. La confianza es algo delicado de otorgar y de perder. Cuando recién conocemos a alguien queremos honrarlo con nuestra valiosa confianza y eso es inherente al proceso, por eso dicen que el amor es para valientes y tiene sentido. Lo bueno es quedarse con la paz de que uno actuó con generosidad y con el aprendizaje de que en adelante hay que poner más atención a ciertos detalles esenciales, es decir, no cegarnos totalmente. Conocer en profundidad es un hecho siempre presente, nunca termina, porque somos seres dinámicos que, en el avance del tiempo, vamos madurando y cambiando algunas bases y patrones de conducta, entonces si nunca terminamos de conocernos a nosotros mismos, menos a un otro. La aceptación es un acto de amor, es decir, amar la bondad de alguien, su permanente deseo de ser mejor persona, pero eso equivale a que podrá evolucionar (o involucionar, depende) y nosotras estaremos dispuestas a ser un apoyo y viceversa. Me encanta tu poema amiga, especialmente la imagen de la oruga, porque la veo en un breve futuro transformarse y volar, cual hermosa, inteligente y libre mariposa.

    Un abrazo y beso para ti, ha sido un gusto total volver a leerte amiga.

    Paty

    ResponderEliminar
  2. Bravo, Tatiana, y bravo por Paty (un extraordinario comentario), me alegra volver a leerte.
    Me quedo con... "cedí a la tentación de confiar".
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. La decepción siempre es posible ante quienes solo muestran una parte y peor aún, fingen ser de determinada forma para lograr tenernos para sus fines.

    Besos dulces Tatiana.

    ResponderEliminar
  4. Me atrapa la metáfora del tronco, sus vueltas, sus sinuosidades que no, nos permiten llegar a la realidad, al corazón del amor, y sólo queda la confianza que, no siempre acierta. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  5. Las capas son años y cada uno construye, pero ni aun estando presente en todos ellos se llega a conocer a alguien, Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Y si no, siempre quedara la desconfianza de saber si estaba o no equivocado.

    ResponderEliminar
  7. Antes de zambullirme en tus letras, mi querida TATIANA, déjame que te diga que esta imagen que hoy las ilustra, es tan delicadamente preciosa como enigmática e inquietante. .. Como si hubiera una especie de brujo dentro del tronco del árbol. Ese al que parece sientes no has llegado a penetrar, ni conocer. Ese en quien confiaste conocer sus heridas, e incluso hasta pudieras haber pensado ser capaz de sanarlas. Esas heridas antiguas en las que algunos se escudan, para causárselas a los demás. Sobre todo a esas personas generosas, que caminan por la vida como oruguita sobre troncos poderosos en las que suponen estar a salvo y sin embrago, son engullidos por ese brujo interno que habita algunos troncos. De nuevo me pierdo en mis divagaciones .. jaja y como nuuunca sé si voy o no por el camino acertado, sólo te las dejo aquí, sin más ánimo que mi deseo de que me sientas cerca de tus letras, acurrucándome como la oruguita que soy entre ellas, en la confianza absoluta de que tu enorme tronco me cobijará tal cual hacen siempre tus letras. Gracias. Un beso enooorme mi querida TATIANA!!

    ResponderEliminar
  8. Cuesta mucho tiempo conocernos a fondo, imagino que a los demás nunca los llegamos a conocer. Más lo afectos que somos al auto engaño, lo hace más complicado.
    Besitos de anís.

    ResponderEliminar
  9. Profundo y melancólico poema. Es terrible cuando alguien te traiciona. Te mando un beso.

    ResponderEliminar
  10. La corteza envejecida y áspera del árbol es una imagen que ilustra perfectamente tu hermoso poema! De hecho, no es fácil desvelar todo lo que se esconde detrás de esa piel áspera. Conocer a los demás lleva toda la vida, requiere atención, perseverancia y rigor. Quizás tarde más que la oruga en descubrir caminos dentro del viejo árbol. Y, así como ella puede cometer errores en el camino, nosotros también podemos cometer errores sobre lo que creemos conocer de alguien...
    La vida y el conocimiento son una búsqueda permanente!

    Te dejo mi abrazo y feliz fin de semana, Tati.

    ResponderEliminar
  11. Hay gente que se esconde muy bien. Un beso

    ResponderEliminar
  12. Una vez juegas a todos los niveles que da de sí el lenguaje y podemos ir desgranando el poema en sus diferentes capas. Maravillosa otra vez la imagen. Y hasta la sabiduría de comprender que no podemos conocer tan a fondo a nadie. Decía Oscar Wilde, ya lo debes saber, que lo más profundo del prójimo es la piel. En relación a que nos quedaremos siempre en la superficie de los demás. Eso es todo lo lejos que llegaremos. Pues no puedo estar más de acuerdo. Saludos

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola Tatiana! Me ha gustado mucho tu post, gracias por compartirlo.
    Excelente contenido tu Blog.
    Espero que tus días sean siempre coloridos y felices.
    Y desearte un buen fin de semana.
    Un saludo. Blues Hendrix 😊

    ResponderEliminar
  14. Paty, muy bello poema, cuantas veces cedimos y descubrimos después la mascara que ocultaba.
    Me encanto la imagen que acompaña tu poema
    Taty, te dejo mi cariño y besos, que pases un maravilloso fin de semana

    ResponderEliminar
  15. Taty, te deseo un hermoso fin de semana.
    Cariños y besos amiga mia

    ResponderEliminar
  16. El misterioso camino de conocer ,darse en la confianza inocente y no sabemos si será retribuida o no, siento tu poesía hoy por hoy como si me hablara de lo mismo pero en mi fuero interno ,haber vivido lo mismo.Tienes un decir único ,precioso y transparente.Un abrazo Tatiana!

    ResponderEliminar
  17. Tantas veces pasa eso a lo largo de la vida que a mí ya no me sorprende.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. cambia todo cambia y lo que dimos por conocido la verdad no lo fue , ni siquiera uno mísmo puede asegurar

    besitos y buen comienzo de semana Taty

    ResponderEliminar
  19. Acéptalo. Hay personas que no dejan que penetremos más allá de su corteza reseca. Quizás porque también están resecos por dentro.

    ResponderEliminar
  20. Remedios Varo jamás de desampare, sabia Tatiana amiga. Gran verdad asoma entre las diferentes capas de tu gran poema.
    Abrazo admirado. (escribes cada vez más hondo y mejor -porque buscas y encuentras entre la infinidad de capas que nos componen)

    ResponderEliminar
  21. Buen símil, utilizar al árbol para mostrarnos las capas que el ser humano posee. Cuando una persona se enamora de verdad, con total honestidad, suele confiar, abre su corazón y se suele esperar lo mismo, porque el amar es un compartir sin pedir. Muchas veces la otra persona no muestra su interior, lo oculta tal vez, porque no confía primeramente, en lo que es. No se deja querer, y pienso que se debe a que tampoco se quiere a sí mismo por no saber. Pero dichosa la persona que confía, y da lo mejor de sí misma en el amor. Se olvida, se acepta como una experiencia, y aunque cueste... se continúa, porque para alguien que sabe amar desde dentro, siempre hay otra oportunidad.
    Precioso poema, que en su parquedad, dice mucho.
    ¡Un abrazo, Tatiana.!

    ResponderEliminar
  22. Paty, muy bello poema, profundo y nostálgico.
    Toda una vida juntos y aun se poco de ti
    Abrazos

    ResponderEliminar
  23. Taty, te dejo un saludito, se feliz amiga mía
    Cariños y besos

    ResponderEliminar
  24. Hay gente a la que solo puedes conocer con la voracidad y la paciencia de la carcoma, mejor así, los gusanos de seda no llegan a adentrarse en la madera. Bonito poema, muy forestal. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. El poema nos muestra una gran experiencia de vida, Tatiana...Somos seres infinitos, guardamos dentro de si todo un universo, ni nosotros mismos llegamos a conocernos y los recursos que tenemos para enfrentarnos a la vida...La paciencia y la humildad son necesarias para vivir en común, aceptar al otro como es y dando lo mejor...Puedo decirte por mi parte, que es todo un reto de vida.
    La metáfora que empleas es perfecta y muy literaria.
    Mi abrazo admirado y agradecido por tu profundidad y cercanía, amiga.

    ResponderEliminar
  26. Nunca conhecemos ninguém, verdade.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  27. Buen día Tatiana.
    Hoja en blanco, versus ser humano según llega a este mundo.
    Hoja en blanco... por rellenar!
    O se emborrona... un tiempo, la vida! Y después se clarifica o... vuelta empezar en la siguiente llegada. :)))))
    Tronco, capas, oruga... Defines al ser humano en búsqueda de sí mismo.
    Abrazos Tatiana.

    ResponderEliminar
  28. Mi querida poeta, expresaste de una manera sincera y sutil, todo lo que abarca esa inocencia de la entrega y esa sorpresa imprevista que nos decepciona al descubrir el engaño. Conozco ese momento del entusiasmo y la tristeza. Pero así somos, como ese árbol y como la cebolla con sus múltiples capas que parecen transparentes pero a veces, llegas a su corazón y está podrido. Me ha gustado mucho este poema que, muy bien has ilustrado con el magnífico arte de Remedios Varo. Te felicito con mucho cariño.

    ResponderEliminar
  29. Vamos de tropiezo en tropiezo, se podría decir al querer pretender ahondar en otro...apenas atisbamos algo de esas capas ...sus máscaras a veces es fácil de develar , otras son guardadas a pertrechos...al final nadie puede conocer en la profundidad a otro, al menos se intenta dar esa oportunidad a aquel que se ama , aunque a veces nos equivoquemos duramente.
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Es lo que nos toca cuando estamos en fase de oruga conociendo a alguien que, además, nos gusta. Confiar por si esa persona, aunque no es su obligación, te ayudará, quizás, en tu metamorfosis hacia mariposa (y viceversa, claro). Y entonces, pudiendo volar lejos, te quedas viviendo en su jardín.
    Va un abrazo, Tatiana.

    ResponderEliminar
  31. Tatiana precioso poema, a veces nos cueta conocer a la
    Personas mas cercanas, pensamos que las conocemos
    Hasta que un dia nos parecen desconodos.
    Me encanto leerte
    Abrazos 😘😘😘

    ResponderEliminar
  32. Amo a remedios Varo. Que mejor aaber que podamos fingir que nuestro mundo fue solo un sueño....

    ResponderEliminar
  33. Wow
    Que pena. Estas inesperadas cosas que... bueno... hieren.

    Saludos, Tatiana.
    Abrazos 🏙

    ResponderEliminar
  34. No te arrepientas nunca de tu entrega, solamente nunca olvides la cicatríz de la herida cuando sane, en cada una de ellas llevamos la enseñanza que nos deja, pero nunca dejes de ser tú, de sentir, de amar, ahí vive tu arte, tu poesía.

    Un abrazo enorme, querida Taty
    Hoy, desde mis heridas

    ResponderEliminar
  35. Solo pasaba a saludarte y saber si estas bien. Te mando un beso

    ResponderEliminar
  36. Muy buen texto querida Taty.
    Hay cosas en la vida que no se pueden obtener sin aceptar tomar riesgos...y puede doler mucho cuando uno se equivoca...
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  37. Reconocer errores, duele, no cabe duda alguna, pero no olvidemos de que también de ellos se aprende y nos ayudan a crecer.
    Has bordado este poema.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  38. ¡¡Muy buen poema Tatiana!!
    Una metáfora del desengaño del que todos llevamos recuerdos y heridas.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  39. Hola, Tatiana.
    Un poema muy bonito. Pues es verdad que a veces cuesta de conocer a las personas y más cuando se encierran en sí mismo.
    Un abrazo con cariño.

    ResponderEliminar
  40. Taty, te dejo todo mi cariño y te deseo un día maravilloso.
    Cariños y besos querida amiga

    ResponderEliminar
  41. Un poema en que la austeridad expresiva conlleva la búsqueda de la intensidad, del pulso interior, de la emoción no solo estética y no siempre explicable racionalmente. Espléndido amiga Tatiana, este hermoso poema, siempre es un lujo leerte.
    Inmenso abrazo agradecido por tu último comentario en mi blog. Que todo vaya bien.

    ResponderEliminar
  42. Tatiana gracias por tu comentario, que tengas un feliz finde, bendiciones
    Abrazos

    ResponderEliminar
  43. Como siempre, las místicas ilustraciones de Remedios Varo, no dejan indiferente a nadie, así como también tus bonitos versos.
    Un abrazo Tatiana.

    ResponderEliminar
  44. Se não houver entrega de parte a parte há sempre o risco de não sentirmos o retorno pelo qual tantas vezes esperamos.
    Abraço de amizade.
    Juvenal Nunes

    ResponderEliminar
  45. Me reflejo. Lo viví. Nunca sabré. No merece ni un segundo de desgaste. Pero dejó su poso.
    El poema es magnífico. Admiro cómo lo has sentido y transmitido.
    Y acompañas con la gran Remedios Varo.

    Abrazos, querida Tatiana.

    ResponderEliminar
  46. No sé qué experiencia ha dado lugar a este precioso lamento, querida Taty. Lo siento...

    En primer lugar, te diré que aquello que no se ve a simple vista del ser que lo ha escrito, pero que está ahí, impregnando las palabras, es muy bello. Eres una bella persona llena de buenos sentimientos, y te expresas como tal. Puede ser que pienses que lo digo para agradarte, para ganarme tu favor, para que visites alguno de mis blogs (de los que yo mismo he estado ausente mucho tiempo, pero que intento retomar ahora), pero te aseguro que es lo que muestras, lo diga yo o no.

    Yo te animaría a no renunciar a todo lo bello que tienes. Que no renuncies a tu maravillosa sensibilidad, a tu bondad innata, incluso a esa inocencia que te ha llevado a confiar y sentirte decepcionada. Y cuando yo hablo de inocencia, hablo de madurez... de una gran y especial madurez en los adultos. Lo quiero dejar muy claro, pues es una virtud entre las más nobles y bellas.

    Yo recomiendo hacer lo que yo mismo intento: no encerrarme en mí mismo, no desconfiar de los demás, no negarme el derecho del intento. Y por el contrario, sigo insistiendo en confiar, en abrirme y mostrarme, en no renunciar a la belleza de una especial conexión.

    Y cuando no sale bien qué hago??? Aceptarlo, Taty. Pensar que fue un bonito intento, asumir el daño que puedo sentir, no dar demasiada importancia a los hechos (ni siquiera cuando se busca hacerme daño, o se habla mal de mí, o se interpretan mis intenciones de cualquier manera). Pasar página, que la vida es un reto continuo, y siempre es mejor dejar que el alma descanse en toda la belleza que encontarmos en el camino.

    Y no digo más porque seguramente ni necesitabas que me extendiera en estos extremos. Solo espero que estés bien, y deseo que la vida te sonría como bien mereces.

    Un enorme abrazo, querida amiga!!!

    ResponderEliminar
  47. La fotografía de un cuadro especial, casi mágico, que acompaña a una bella poesía de elevada reflexión interna. Me hace pensar en el autoconocimiento como primer y necesario paso en toda vida. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  48. Taty, querida, te envié un correo, estamos en contacto.
    Cariños y beso Taty querida

    ResponderEliminar
  49. Búsqueda y encuentro con el descubrimiento del yo ...precioso poema, intenso, trasmitiendo sentimientos que te van atrapando al mismo tiempo que los lees, es maravilloso sentirlo Tatiana, me ha gustado mucho y la fotografía es maravillosa
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  50. Me parece un poema hondo, profundo, palabras que nos hacen ver la realdad y sentir que estamos solos ante los errores propios y ajenos. Me ha gustado mucho, Taty. Me he reconocido en un mismo sentir. Pero lo pasado ha de servirnos para aprender a ser felices. Mi abrazo fuerte.

    ResponderEliminar

ESPERO RECOMPONER CON PIEZAS DESCONOCIDAS

                                                                                      ( Edward Hopper - Compartimiento C coche 293) espero r...